lunes, 6 de noviembre de 2017

Balneario Perico en Honda Tolima desapareció, ¿por culpa de la represa la Miel?

 Aspecto como quedo el sector turístico de Perico
.
En otrora miles de hondanos, caldenses y turistas de Colombia, buscaban en los puentes festivos, vacaciones de medio año, y de fin de año, para deleitar las cristalinas y frías aguas del río Guarinó, en el balneario de Perico, ubicado al nororiente dela ciudad en la vereda Perico.
Allí concurrian los paseos de olla,y eran cientos,si no miles de veraneantes que disfrutaban de sus aguas, para un buen desenguayabe, o para pescar la trucha colombiana el patalo.
Esa  alegría de diversión, pesca, alegria, momentos inolvidables se perdieron con la construcción de la represa la Miel,río arriba.
Represa que destruyo por completo este lugar maravilloso, ya que cambiaron la "morfodinamica fluvial" en del río?.
Afirmamos esto porque la ponencia dictada en el pasado mes de octubre en el marco de URBANGREEN III  realizada por la Universidad Javeriana y COREDUCACION, de parte del Ingeniero  Andrés Vargas Luna, nos despejo dudas e inquietudes  de los cambios de los ríos y quebradas cuando el hombre los trata de controlar, y en este caso se ve claramente.
Lo interesante es que varios municipios que en una u otra forma estan en la influencia dela represa reciben regalias. Hondano, cuando observamos los graves daños que esta produciendo a la ribera del territorio en Honda. En este caso, viene destruyendo una vereda. Ya destruyo un balneario, donde subsistían varias familias.


 Era una belleza.
.
 Donde pasaba el rio Guarinó,ahora hay un gran arenal
.

 De turismo, a?
 Hasta el puente ferreo de Guarino, quedo anegado por arena
.

 ¿Solo destrucción, trajo la represa de la Miel'


.
Fotografías. Tiberio Murcia Godoy.Noviembre 5 de 2017

1 comentario:

Jorge Bonil Reyes dijo...

Así es, Tiberio, la construcción de estas presas o represas no tiene en cuenta todos los daños y efectos perniciosos para las comunidades del entorno en sus actividades económicas y de recreación. Es un debate de nunca terminar, desarrollo o conservación, dicen. Por ejemplo, arriba en la cordillera central muy cerca de Roncesvalles hay un proyecto para la presa del río Cucuana, nadie se entera de esto ni lo publican, pero los habitantes de la región sí lo saben. Se acabará el río y los centros poblados de la región no tendrán su riqueza. Las obras per se no son malas, quienes toman las decisiones gubernamentales no explican suficientemente esta cuestión, es decir, "a quejarse al mono de la pila", pero el problema es que la pila ya no está y el mono se fue. No hay duda alguna, la represa llamada Hidromiel dejó sin vida al río Guarinó y todo lo que surtía aguas abajo, hasta llegar al Magdalena. Otro ejemplo concreto es el del río Guaitiquía, quienes van a Villavicencio lo pueden observar y corroborar. Imagínense el río Magdalena intervenido por los chinos, no creo que les importe la cultura,la historia y la antropología de nuestro gran río. Así vamos en Colombia hasta que no tengamos activos naturales y aumentemos la dependencia de gobiernos extranjeros. ¿Más?, dirán algunos.